SATSE CLM reclama a García-Page el aumento de las plantillas de enfermeras y fisioterapeutas

14 febrero 2018

La plena sustitución de los profesionales, la recuperación de la jornada de 35 horas y la reactivación de la carrera profesional, entre los asuntos abordados en el encuentro con el presidente del Gobierno regional.

El Sindicato de Enfermería, SATSE Castilla-La Mancha, ha reclamado al presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el aumento de las plantillas de enfermería y fisioterapeutas para acabar con el déficit existente en los centros sanitarios de la región y adecuarlas a la ratio existente en los países de nuestro entorno.  

Esta ha sido la principal reivindicación realizada por el secretario general de SATSE Castilla-La Mancha, Juan Francisco Ruiz López, durante la reunión celebrada hoy con García-Page en la sede de la Presidencia de la Junta, en la que se abordó la actualidad de la Sanidad y la situación tanto laboral como profesional de los profesionales de enfermería y fisioterapeutas del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), y en la que también participaron el responsable de Negociación de SATSE Castilla-La Mancha, Marino Barona, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández.

La  reactivación de la carrera profesional, la recuperación de la jornada de 35 horas, que debe conllevar la creación de más puestos de trabajo; la plena sustitución de los profesionales; el reconocimiento del solape y los días adicionales de vacaciones por antigüedad, así como lograr entornos de trabajo más dignos y seguros han sido otras de las reclamaciones que desde SATSE Castilla-La Mancha se han planteado al presidente del Ejecutivo regional.

El secretario autonómico de SATSE en Castilla-La Mancha ha recordado al presidente regional que  desde 2012 cuando se empezaron a perder miles de empleos en el sector sanitario, sin que se hayan recuperado, hay que sumar que  nuestro país  se encuentra a la cola de Europa en cuanto a profesionales de enfermería por habitante y Castilla-La Mancha es de las más deficitarias entre todas las regiones.

De acuerdo a los datos de SATSE, en los centros sanitarios públicos de Castilla-la Mancha hay un déficit de más de 11.000 profesionales de enfermería para adecuarnos a las ratios de la UE. El informe “Gestión de recursos humanos sanitarios en hospitales de Castilla-La Mancha” realizado por SATSE refleja que el promedio de enfermeras por 1.000 habitantes es de 7,2 en la OCDE, muy lejos de los 3,3 que hay en Castilla-La Mancha,  por lo que para igualarnos con la media de la OCDE se necesitarían en Castilla-La Mancha 11.369 profesionales de enfermería.

Para SATSE este déficit supone que los profesionales de enfermería que trabajan en los centros sanitarios del SESCAM deben soportar la carga de esas enfermeras que faltan, y que ese déficit repercute no solo en los profesionales, que presentan en mayor medida patologías asociadas al estrés, por lo que el aumento de las plantillas mejorará  la calidad de la asistencia a los pacientes e incluso reducirá el gasto sanitario por la atención que los profesionales de enfermería realizan y que ha sido demostrado en numerosos estudios.